Relatos Subterráneos – Capítulo 24

Capítulo 24 – Primer día en Vicuña Mackenna

Metro de Santiago - Alstom AS2002 - Vicuña Mackenna (L4)

Les comento que será el último capítulo de esta primera temporada. La razón es que he estado con algunos problemas de salud (principalmente fatigas recurrentes) y tengo que concentrarme en aquello que me da más energía para estudiar y trabajar bien, estos relatos son más complejos y tienen más desgaste emocional. Es probable que haga la segunda temporada en el verano, así que de verdad espero que lo disfruten, trataré de cerrarla como merece :)

(…)

Mi primer día lunes, horario punta, Vicuña Mackenna. Debo admitir que tengo algo de miedo, o respeto, sí, es más respeto. Estoy acostumbrado a los flujos de público de fines de semana, trabajar en la semana debe ser distinto y más en una estación con un público tan especial como ésta. Acá se mezcla el cuico (rico), el flaite (marginal) y la clase media que hace de jamón de sándwich.

¿Cómo será? ¿Estaré preparado? Una parte mía dice que sí, otra dice que quizás no tanto. Me hice un mapa y revisé varios paraderos, junto con calles chicas para estar atento a posibles preguntas rebuscadas. Afortunadamente los recorridos de micros de acá me los conozco bien. Los supermercados y cómo llegar al mall también lo sé, llevo toda mi vida viviendo en La Florida, sé de esto… no debería irme mal.

Transantiago - Buses Vule - Caio Mondego H / Mercedes Benz (CJRB46)

Ese día fui a la estación tratando de estar relajado, aunque por dentro igual estaba un poco ansioso. Es raro que me ponga ansioso, porque generalmente soy alguien más de sangre fría. Para pruebas, cosas como la PSU o incluso estos exámenes orales y presentaciones, yo lo hago y ni me despeino. Pero acá me pone nervioso dar una buena impresión, ojalá caer bien al equipo de trabajo. No sé porqué, sé que soy simpático y se me da bien el trato con las personas, pero igual me incomoda tratar con mucha gente nueva a la vez, aunque me adapto y hago amigos.

Apenas llegué me fui a presentar con el jefe de estación, comentándole mi nombre y que estaba haciendo turno extra. Me divertiré un poco y le pondré señor Rocket al jefe, aunque su nombre no es ése. De a poco fueron llegando los demás integrantes de lo que sería mi turno. Si mi memoria no me falla, éramos cuatro más el guardia.

Alejandra, que no sé si la he nombrado antes con otro nombre, pero que era la Coordinadora de asistentes de la estación, una mujer muy trabajadora y con muchos hijos a cuestas. Valentín, que estaba estudiando para ser chef y se pagaba los estudios trabajando acá y Verónica, una chica joven que también estudiaba y trabajaba en este lugar.

Conversamos con Rocket y los demás acerca de que había trabajado solo en fines de semana, que haría turnos extra hoy lunes y mañana martes, y que esperaba poder hacer un buen trabajo con ellos. Los chicos me fueron consultando algunas claves básicas, pero vieron que manejaba la mayoría de los procedimientos jajaja.

Alejandra me enseñó parte de los problemas recurrentes de la estación: las escalas mecánicas que siempre quedaban paradas (por acción de malos pasajeros y otras averías propias de las escaleras), así que me hizo un repaso de lo que ví en Vicente Valdés.

– ¿Acá cuáles son las preguntas más recurrentes? ¿El mall y alguna micro? – le comenté
– No, o sea, el mall siempre, pero lo más recurrente es que te pregunten por las combinaciones – me dice
– De micros, recorridos, tiendas, ¿casi nada?
– No, nada, la gente acá se pierde sola, así que debes ayudar a que no se pierdan tanto.

Alejandra me dejó en Línea 4 junto con Valentín. Para ellos, este nivel era el más fácil porque solo se trata de orientar pasajeros hacia la combinación. El resto ya es más pesado porque hay que lidiar con el público más difícil (Línea 4A) y el torniquete (un trillón de evasores y gente antipática).

Metro de Santiago - Vicuña Mackenna

Es difícil explicar aspectos de espacio en palabras, así que les dejaré un par de imágenes de cómo era y cómo es la estación ahora. Debo decir que la estación Vicuña Mackenna es única en Chile, rompe todos los esquemas para bien o para mal jajaja. No recuerdo dónde leí, pero es una estación para gente loca y sí que lo es. Si las personas normalmente no leen los carteles o se pierden en las otras estaciones, acá debe ser el doble o el triple, como que las personas se descolocan mucho jajajaja.

Vicuña Mackenna (Plano)

El Piso 1 corresponde a mesanina (nivel boletería). Piso -1 es el nivel de Línea 4A, los trenes finalizan su servicio y comienzan el recorrido hacia La Cisterna. Antiguamente había dos andenes muy estrechos y actualmente se tapó una de las vías para ensanchar uno. Piso -2 es el nivel de Línea 4, estación planteada con andén central (única en Chile) y con una vía al medio que servía de acopio (aunque se usó muy poco). El nivel más problemático era el Piso -1, horrible tanto para combinar como para esperar el tren.

Vicuña Mackenna (Plano)

Yo recuerdo que estuve en la inauguración de esta estación y de Línea 4A, año 2006. Vicuña Mackenna era una estación distinta, ¡hacer el cambio de andén en Línea 4 era horrible! Los andenes eran estrechos y debías subir 2 pisos para después bajarlos otra vez desde el otro lado, siempre avanzando con lentitud porque la relación entre personas/espacio quedaba corta. De hecho, revisando hubo un lamentable accidente debido a esta condición.

En 2013, se hicieron trabajos para mejorar la estación tapando una vía en Línea 4A y tapando la vía central en Línea 4, dejando un espacio decente para circular. Conste que digo “decente“, tampoco es que sea un gran espacio en Línea 4A.

– Caballero, ¿cómo hago la combinación? – me dice una señora
– ¿Hacia dónde va? – le digo pensando en diferenciar combinar con cambiar de andén
– Voy a Plaza Egaña – me replica
– Tiene que cambiar de andén – le digo y le indico su lugar – tiene que esperar el tren allá.
– ¡Muchas gracias!

Primero, siempre es bueno contrapreguntar hasta saber qué necesitan realmente, porque es común que las personas te cambien los conceptos y después te retan porque se equivocan. Y dos, ¡ahora cambiar de andén es tan fácil! Solo basta cruzar, ¡es una maravilla! Para quien tuvo que hacer varias veces el cambio de andén antiguo, esto es maravilloso. ¿Lo malo? Los pasajeros distraídos no se dan cuenta y terminan saliendo de la estación… pequeños detalles.

– Atento Ariel, puedes ponerte en la escalera 10, es que la pararon. ¿Te acuerdas de cómo darla?
– Oka, sí, si recuerdo.

Tengo que ver que nadie circule por la escala mecánica, bloquear el paso, moverme hasta el tablero donde se maneja esta escala y activar el movimiento. Como les decía, a veces se detienen porque los pasajeros accionan el botón rojo de “Stop” (generalmente niños, aunque también otra gente maldadosa) y otras veces tienen desperfectos.

– No me quiere responder, me dice que está sobrecalentada.
– Espera medio minuto y vuélvela a dar, debe andar a full

Le damos un pequeño descanso y vuelta a rodar. Aquí no ha pasado nada. Esa es una cuestión interesante y difícil de abordar desde el punto de vista administrativo. ¿Cómo haces mantención en instalaciones que funcionan 24×7 y que siempre tienen gran demanda? Algunos pueden puntualizar que se realizan mantenciones de noche, pero yo apunto hacia otro lado. El metro recibe muchísima gente, incluso en temporada estival.

Una de las cosas que me llama la atención es cómo se puede implementar novedades y realizar mantenciones tratando de intervenir lo menos posible en la operación diaria. A veces una escala mecánica como ésta, requiere una mantención más profunda, pero tendrá que esperar hasta la noche o cuando toque, porque el público llega y llega y seguirá llegando hoy, así que funcionará de todas maneras, ¿y si no funciona? Nos va a llegar la ira del público…

– ¿Por dónde combino?
– ¿Hacia dónde va?
– A La Cisterna poh, dime por dónde es, voy apurado
– Toma esta escala y tomas el tren en el mismo andén, eso es todo.

A veces es así, otras veces es más amable. Yo me dedico a responder consultas, generalmente la misma que les mostré, mientras anoto los trenes. Tenía una curiosidad. Generalmente en Línea 4 los trenes funcionan con 3 coches en horario valle, pero durante la hora punta los van uniendo para formar trenes largos de 6 coches. Mi pregunta era: ¿cómo se van ordenando esos trenes? El procedimiento lo conozco (uniones Scharfenberg), pero si los trenes se iban ordenando sucesivamente conforme a la operación de hora valle o tenían otro orden, eso no lo sabía… y descubrí que era un régimen mixto, unos se unían en las colas de maniobra y otros venían desde el taller.

– ¿Qué tal Vicuña Mackenna? ¿Te gustó?

La próxima temporada respondo esto, pero adelanto que fue una estación donde quedé fijo por un tiempo y donde aprendí muchas cosas, además que tampoco es tan mala como inicialmente pensaba… :)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *