Aprender a administrar jugando

Hoy me quedé en casa, estoy con gripe y faltaré a una clase de “Administración de Recursos Físicos y Tecnológicos” en la universidad. Básicamente es un ramo donde te enseñan cómo se ejerce la administración en el sector público en distintos temas como licitaciones, compras públicas, contratos y otro montón de cuestiones.

El juego como aprendizaje

Hay distintas personas con teorías que plantean que los niños aprenden mejor jugando que estudiando, más allá del debate de las ciencias sociales que no me compete en este post, personalmente me parece razonable. Nosotros aprendemos en la medida que haya emoción, si estamos leyendo, escribiendo, analizando, viendo videos o jugando y lo que estamos haciendo no toca nuestro corazón, va a ser un mero momento más del día pero no lo recordaremos. Por eso, el esquema de estudiar con textos insufribles y repetir de memoria me parece poco práctico.

De mi aprendizaje escolar-universitario, si me pongo a meditar y pensar un buen rato (con la memoria de elefante que tengo), recuerdo algunas materias y situaciones que fueron un desafío para mí o que sobrepasaban la regla. A mí me gustaba mucho la biología, ¡me fascina! Teníamos que hacer una disertación sobre unas hormonas (recuerdo que estaba el cortisol, que recibe el apodo de “hormona del estrés“), yo me puse a estudiar esa hormona y otras más, pero me quedé reflexionando sobre cómo nuestras actitudes o nuestra forma de vida puede incidir en el funcionamiento de nuestro cuerpo (cambios en fisiología).

Esa disertación fue muy buena y la recuerdo porque di todo de mí para que saliera así. Ahora mis compañeros de universidad me ven exponer con mucha soltura y facilidad, pero en mi etapa escolar me costaba exponer en público porque tengo voz baja, pensaba que tenía una mala modulación de las palabras y porque soy una persona reservada. El tema me interesó mucho, así que me olvidé de esas limitaciones. ¡Eso es! Nos tiene que importar lo que estamos haciendo o, al menos, tenemos que disfrutarlo para que sea un aprendizaje grato. ¿Qué es más entretenido que jugar?

Administración y juegos

Existe una rama de videojuegos llamada GBL (en inglés, Game-Based Learning) que explota este concepto diseñando videojuegos educativos. Bien, me parece que no es necesario ser tan directo, los juegos normales (esos que no necesitan tecnología) y los videojuegos convencionales igual nos sirven para aprender. La administración propiamente tal tiene muchas definiciones, pero en términos simples es cómo logramos coordinar a un equipo y los recursos existentes para lograr un objetivo propuesto. Aunque hay personas que plantean que la administración no se puede dar a nivel individual, personalmente me parece que nosotros también nos administramos. Administrar tiene que ver también con tomar decisiones.

¿Y en qué juegos uno puede administrar? Cuando yo era niño, se jugaba mucho a la capacha (policías-ladrones) que es una variante de un juego de persecución. Éramos un curso de 40 niños, así que 20 eran perseguidos y otros 20 perseguían jajaja. Los que escapan, generalmente lo hacen solos, pero los que toman el rol de policías deben coordinarse y trabajar como equipo, no pueden ir todos a buscar fugitivos en el mismo lugar. Para trabajar como equipo, deben ponerse de acuerdo y generalmente hay alguien que asume el liderazgo (siempre hay).

tronador - sacred ash - surfing pikachu - ho-oh - pokemon stadium 2

En videojuegos, reconozco que yo no soy gamer y he jugado muy pocas sagas, poquísimas. Pero en mi vida recuerdo dos juegos que implícitamente son escuelas de administración. El primero, mi favorito, Pokemon. El juego es un RPG (Role Player Game, juego de rol) donde te personificas en un niño que va a recorrer el mundo capturando criaturas y formando su crecimiento (ganar experiencia, hacer más niveles, ser más fuerte).

La gracia es que cada criatura es diferente, tienen distintas categorías (en Pokemon, tipos: normal, fuego, agua, planta, eléctrico, voladores, tierra, etc). Esto hace que sean fuertes contra determinados tipo (los agua vencerían a los de fuego) y débiles contra otros (los ataques eléctricos no pueden dañar a los Pokemon de tierra). Del mismo modo, cada criatura tiene determinadas estadísticas (Ataque, Defensa, Ataque Especial, Defensa Especial, Velocidad, Puntos de Salud) y también cada uno puede aprender distintos ataques. En ese sentido, puedes personalizar a los Pokemon de acuerdo a tus estrategias y formas de jugar, pero también tomando en cuesta quienes son para sacarles partido. Como entrenador, vas ganando dinero y debes administrarlo para comprar instrumentos (pokebolas, pociones), potenciar a tus Pokemon (vitaminas, ataques especiales, que vendría a ser una inversión) o jugarlo en el casino.

Yo jugué las primeras dos generaciones (Amarillo, Oro, Plata, Cristal), después como que se volvieron demasiado complejas jajaja. Dentro de la segunda puedo destacar también que se añade como concepto la Amistad. ¡Sí! Tus Pokemon empiezan a generar lazos contigo, esto determina que algunos evolucionen o que puedan tener ataques distintivos. Si siempre que pelean juntos, pierde, la criatura te empieza a odiar jajajaja. Si tomas buenas decisiones, te acompaña y ganan juntos, la criatura empieza a tenerte respeto. Como aspecto curioso (es una limitación teórica de los RPG), si no tienes suficientes logros o no les inspiras respeto, hay Pokemon que no te van a obedecer. Igualito a los seres humanos, ¿no?

Mi mayor placer era entrenar estos Pokemon para competir en otro videojuego llamado Pokemon Stadium. Hubo dos versiones y después dejaron de trabajar este concepto (básicamente, una razón por la cual no seguí jugando, tomen nota… Nintendo). Aquí tú llevas a tus Pokemon para competir en distintas copas, es muchísimo más exigente que el RPG original. De verdad tenías que sacarle partido a tus criaturas si querías ganar, hay rivales y torneos extremadamente difíciles (como vencer a Mew, un Pokemon muy poderoso que tenía como estrategias: atacar primero, paralizarte para que no puedas atacar y recuperar su salud cuando estés por vencerle, esto en la final de una copa, para reír o llorar dirían por ahí, era una paliza casi segura). Así es como a los 11-12 años ya realizaba acabados análisis internos y externos (pensamiento estratégico) jajajaja, porque también debía tomar en cuenta posibles rivales para vencerlos. Aprender a administrar de este modo es mucho mejor que con libros pajeros jajajaja.

La serie de televisión además de introducir las mecánicas de juego y ciertos conceptos, también tenía ciertos valores como el compañerismo, la amistad, la búsqueda de ser mejor y cosas que tienen que ver con el modo de administrar japonés. En resumidas cuentas, las personas no son costos sino parte de una familia corporativa, la mejora continua (kaizen) como parte del quehacer y las decisiones se toman en conjunto, como consenso, generalmente tomando en cuenta a los trabajadores de menor rango (los occidentales, deciden desde arriba y empiezan a implementar enfrentándose frecuentemente a resistencias por falta de información, desconfianza y otros). Casi todo esto está en Pokemon, pero metido de forma implícita y claro… es un juego realizado en Japón, con cultura japonesa.

El segundo juego es uno de los FIFA, ¡sí! Esos que nos gustan a casi todos los hombres, juegos de fútbol. No sólo se trata de ser Director Técnico que es algo que nos gustaría a cualquiera que ve el deporte de la pelotita, sino que el FIFA07 traía un aspecto llamado Manager Mode.

Aquí tú eras contratado como DT y tenías que cumplir ciertas metas del directorio del equipo (ganar la copa nacional, no descender, contratar a tal número de jugadores en tal posición, etc), administrar al equipo, el crecimiento de tus jugadores, hacer negociaciones de contratos, invertir en el personal (para tener mejor defensa, mediocampo, delanteros, agentes, administradores de estadio), el precio de las entradas, proyecciones de ingresos y costos, relaciones con la prensa. Era bien completo e integral, así que aprovechabas de aprender a administrar estando bajo la tutela de otros actores (jefes) y en relación con stakeholders (hinchas, prensa), básicamente lo que sería ser un gerente de operaciones y también un Director Técnico. Debo decir que una de las razones por las que me decanté en estudiar Administración Pública fue porque me entretiene todo esto jajajaja.

Comentario Final

Hay muchos juegos más donde se pueden aprender implícitamente conceptos de administración, en ese sentido la administración es tan universal que permea todo lo que hay respecto a toma de decisiones, manejo de equipos, manejo de recursos, entre otros. Quizás, para aprender, en vez de estudiar tanto las teorías con libros (muy valiosas algunas), deberíamos trabajar en terreno escuchando a jefes de personal, trabajadores, personas de distintas nacionalidades y estudiando algo de forma más integral. Digo yo, porque las teorías se construyen sobre paradigmas (formas de ver el mundo, básicamente) y estas formas van cambiando.

Dentro de esto, los juegos y videojuegos nos aportan momentos de entretención, pero también nos ayudan a asumir roles que normalmente no estaríamos capacitados de asumir (nadie despierta y puede ser jefe de una empresa por un día), en ese sentido, son una excelente herramienta de aprendizaje y de transmisión de cultura. Creo que por hoy, estuvo bien que me quedara en casa, tuve mi propia lección de Administración de Recursos Físicos y Tecnológicos jajajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *