Conociendo el Parque Oncol y la Selva Valdiviana

Esta vez vamos a conocer uno de los atractivos más geniales de Valdivia. Cuando conversaba con Natalia, mi compañera de universidad, sobre su ciudad y las cosas que debía conocer, el Parque Oncol era uno de los lugares que sí o sí visitaríamos cuando la visitara en esta sureña ciudad.

Ariel - Parque Oncol

¿Cómo se llega al Parque Oncol?

En camioneta o un auto poderosísimo, el camino es malo y empinado. Para quienes no tengan vehículo, en temporada alta (desde la segunda semana de enero en adelante, asumo hasta fines de febrero) se venden tours a Parque Oncol con transporte incluido en $20.000 (31 USD). Estos minibuses salen desde la Costanera de Valdivia, frente a la Feria Fluvial. Este año los tickets se vendían en la caseta de Embarcaciones Bahía, una de las empresas que hace tours fluviales en Valdivia. Estos tours son llevados a cabo por la propia reserva.

El mapa de Google no puede mostrar indicaciones de cómo llegar desde Valdivia al parque, así que usé Waze para que se desplegaran los caminos, pero al no saber cómo insertar el mapa en el blog pues les pongo un pantallazo.

Parque Oncol Waze

Nosotros usamos la ruta marcada en fucsia que es la más directa y está asignada al número 2. Hay zonas pavimentadas y otras de ripio, háganme caso cuando les digo que hay pendientes considerables, en una se me llegó a revolver el estómago (de emoción, aclaro) al ir de copiloto jajaja. Si necesitan el mapa en versión más grande, lo descargan aquí.

¿Qué es el Parque Oncol?

Es un área protegida creada por la Celulosa Arauco en 1989. No vamos a entrar en mayores detalles de la negra historia de esta celulosa y su interacción con los cisnes de cuello negro, pero como turistas podemos aprovechar muy bien la iniciativa de la empresa de conservar intacta parte de la selva valdiviana con bosque nativo. (En off: algo que dejen, ¿no?)

La entrada al parque cuesta $3.000 (poco menos de 5 USD), esto te da derecho a recorrer todos los senderos que quieras. Si vas con carnet de estudiantes (tarjeta universitaria <3 ) la tarifa se reduce a hermosos $1.000 pesos. También el parque tiene cafetería (bien cara), camping (se paga aparte) y canopy. Para ver esos valores recomiendo ver el sitio web de la reserva.

¿Y por qué debería ocupar mi tiempo en ir?

Por dos grandes razones: excelentes miradores y conocer la selva valdiviana in situ. Nosotros hicimos el camino vehicular y nos detuvimos en varios miradores. Posteriormente hicimos el Sendero Oncol que es el más emblemático.

Valdivia - Parque Oncol

La selva valdiviana es un ecosistema único, recibe varios nombres como “bosque siempre verde” o “selva húmeda valdiviana”. Su importancia (y belleza) radica en que es como viajar en el tiempo y puedes conocer cómo eran los bosques más antiguos del mundo. Tema aparte, esta selva está llena de especies endémicas y flora nativa. La WWF destacó nuestra selva como una zona especial para el desarrollo de turismo sustentable.

El Sendero Oncol atraviesa este bosque y nos deleita con un paisaje maravilloso. Recomiendo visitar el lugar en un día soleado, no cuando haya nubes ni lluvia porque sino se perderán la gracia de los miradores (y el camino se les volverá barroso).

Valdivia - Parque Oncol

Este sendero tiene una extensión de 1,8 kilometros. Es poco, pero puede ser algo exigente para personas que no están acostumbradas a hacer tanta actividad física. Los miradores que tiene son maravillosos, afortunadamente el cerro Oncol te regala vistas hacia los cuatro puntos cardinales.

– Mirador Mariquina

Valdivia - Parque Oncol - Cordillera de los Andes

Es el primer mirador que aparece (Kilometro 1,3) y toma su nombre porque apunta hacia el pueblo de San José de la Mariquina. Desde este punto puedes apreciar todo el valle de Chile en esta región del país. La masa de agua azul que se ve es el río Cruces donde está el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, lugar donde residen los hermosos cisnes de cuello negro. Más al fondo pueden apreciar el límite de nuestro país con la Cordillera de los Andes, se destaca a la izquierda el Volcán Villarrica. ¿No es lindo?

– Mirador Pilolcura

Valdivia - Parque Oncol - Mirador Pilolcura

Cuando uno llega a la cima el camino tiene una bifurcación, hay un mirador que da al norte y otro al sur. El mirador norte se llama Pilolcura. ¿La razón del nombre? Bueno, esa playa escondida entre los bosques y las montañas se llama Pilolcura. Es una playa muy hermosa pero de difícil acceso. ¿Ven todo ese bosque? Hermoso <3

– Mirador Chaihuín

Valdivia - Parque Oncol - Mirador Chaihuín

El mejor mirador de todos a mi gusto. Tienes vistas espectaculares tanto hacia la cordillera como al sur y al mar. En la primera foto, se ve el río Cruces donde está el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter. Esta zona puede ser vista por los turistas en los tours fluviales que van a Punucapa. En el fondo, ¿ven todo ese montón de casas en medio de los ríos? Eso es Valdivia, díganme si no es bonito <3

Valdivia - Parque Oncol - Chaihuín

En la segunda foto, pueden ver la selva valdiviana y el mar. Esto es la zona de Chaihuín, dicen que es muy hermoso visitarla 🙂

Comentarios Finales

Vayan, eso, y dejen limpio cuando lo hagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *