La disolución de Actus y el nuevo juego de poder en Transantiago

Hago esta publicación partiendo de la base que mi información no es perfecta, pero que comprendo parte importante del sistema y algunas que otras cosas teóricas que me ha dado mi formación profesional, así que más que dar una opinión o algo que ustedes deban tragar y decir “sí, esto es así”, pongo mis cartas sobre la mesa para que evaluemos, debatamos y nos hagamos preguntas interesantes.

Actus, ¿qué es (o era)?

Transantiago - Buses Vule - Caio Mondego H / Mercedes Benz (CJRW50) (623)

ACTUS es el acrónimo de la Asociación de Concesionarios del Transporte Urbano de Superficie, dicho en otra forma, es una asociación gremial de las empresas operadoras de Transantiago. Nace en el año 2013, obviamente con varios objetivos que no se explicitan, pero algunos que sí están de cara al público, por ejemplo: “nuestra misión es colaborar para que este proyecto logre ganar las confianzas de la ciudadanía” y “esa es la principal misión que tiene esta asociación, empezar a trabajar con los usuarios, a preocuparnos de esa percepción que es muy negativa, tenemos que ser capaces de cambiarla“.

Dicho de otro modo, si leemos entre líneas, las razones para organizarse serían:

– Asegurar el sistema Transantiago como negocio post-2018 (cuando se acaban las concesiones y se deben hacer nuevos contratos o reformular el sistema), para eso es vital que cambie la percepción de las personas. Un ejemplo de ello es lo que se hizo en TransUrbano, tratando de generar propuestas e ideas para mejorar el sistema (y no cambiarlo).
– Obtener poder. Al agruparse pueden compartir información y tienen más oportunidades de actuar como bloque, algo que pudo nacer después de los nuevos contratos de 2012 que dejaron un poco apretadas las finanzas de las empresas operadoras y redujeron el número de actores.
– Instalar temas en agenda pública. Si la idea es mejorar y cambiar el Transantiago antes de que lo maten, tienen que tener la fuerza suficiente para instalar e implementar sus soluciones. Su pellejo es el que está en juego.

Ah, sí… ¿se acuerdan del video? Yo también lo comenté, esto se llama instalar un tema en la agenda pública y viralizarlo. Si se hacen los corredores de Transantiago (que de hecho, se están haciendo. Este gobierno les ha hecho caso), va a mejorar la velocidad comercial de los buses y la regularidad de los recorridos, lo que redunda en que Transantiago se consolide como un buen sistema. Ahora… con el video quedan con un papel de santos y no lo son.

Respecto a TransUrbano, la idea textual era hacer un Congreso que reuna a todos los actores del sistema (stakeholders) tales como el Gobierno, las empresas operadoras, los fabricantes de buses, productos y servicios anexos, académicos (Ingenieros en Transporte y otros), estudiantes, sociedad civil y usuarios.

La idea es dialogar, reflexionar y diseñar estrategias para mejorar el transporte público (que hay). El sitio SiBRTOnline (que es la asociación de BRT de América Latina) lo deja muy claro: “fija las bases para la reforma definitiva al SIT de Santiago de Chile“. Sin tapujos, eso es.

Es bastante pertinente la idea, generalmente los sistemas de transporte en Santiago han durado entre 15 y 20 años. La gente llega a un punto crítico de malestar y se hace un proyecto gigante para reformar todo. Así fueron las micros amarillas (1990 – 2007) y el Transantiago (2007 – hoy), es un gran deja vu y siempre se quiere hacer lo mismo “menos contaminación, mejor calidad, empresas más formales“… si no, pregúntenle a los chicos de Micrópolis jajaja, son historiadores.

¿Lo ve? Este otro video reportaje aclara mucho ese historial de amor-odio del santiaguino con el transporte público.

Ya… en fin, Actus se disolvió. La asociación de Alsacia, Subus, Vule, Express, Metbus y STP se nos fue. (Redbus siempre estuvo afuera). ¿Por qué?

¡Adiós Actus! ¿Bienvenido qué…?

Transantiago - Express de Santiago Uno - Marcopolo Gran Viale / Volvo (ZN4300)

En las declaraciones de los medios, hay palabras de buena crianza en todas las empresas señalando que se cumplió el objetivo al fomentar el debate y la información acerca del sistema de transporte público. Pero, habría que ser ingenuo para pensar que uno puede perder la cuota de poder solo por haber cumplido ese objetivo. La Tercera da más en el clavo: comenzó la competencia.

Mi teoría es que se cumplió el hecho de asegurar que el sistema de transportes permanezca como tal al menos en sus reglas de juego (sin perjuicio de que puedan entrar otras empresas operadoras en 2018). La autoridad habla de hacer un Transantiago 2.0 (un maquillaje y mejoramiento de lo que ya hay) y de hecho se ha pedido información relevante a varios actores. Me tocó participar en un focus group sobre ello (como usuario eso sí, no como organizador).

Y no solo eso, sino que también hay pugnas de poder entre las operadoras. Podemos distinguir un grupo de operadores que lleva varios años con buenos indicadores (Vule, Metbus y STP; coinciden en ser empresas con orígenes en las micros amarillas), empresas “neutras” (Redbus, actualmente con capitales franceses pero con orígenes en el sistema Metrobus) y empresas extranjeras que están en declive (Subus y, sobre todo, Alsacia y Express). Esto pueden verlo en el ranking de 2014.

Empresa Frecuencia Regularidad Calidad Servicio Nº de Buses
Alsacia 93,1% 78,1% 71,5% 752 (11,5%)
Subus 95,1% 80,3% 72,9% 1305 (20,0%)
Vule 97,7% 86,0% 75,4% 1204 (18,5%)
Express 94,8% 80,5% 72,0% 1242 (19,1%)
Metbus 99,1% 86,7% 76,6% 928 (14,2%)
Redbus 95,5% 82,4% 75,0% 646 (9,1%)
STP 97,3% 87,6% 71,5% 436 (7,6%)

Lo interesante de estas pugnas de poder es que el poder de mercado no lo da el número de buses o trabajadores, sino que es el cumplimiento de los indicadores y la simpatía / antipatía que se han generado con los administradores de contratos. Además, se pueden considerar dos bloques: uno con tendencia creciente (Vule y Metbus que es más o menos lo mismo, de hecho Vule se creó con parte de capital de Metbus) y otro que va rumbo a un precipicio (Alsacia y Express que son lo mismo, pero con diferente color. De hecho, se habla de una posible quiebra).

Esto sí afecta a los usuarios. Me explico, generalmente uno de los principios que se tomaba en cuenta al momento de modificar o crear recorridos eran las preferencias de una empresa operadora en una vía (en otras palabras más simples: al momento de licitar y entregar los recorridos, una empresa quedaba a cargo de una avenida y los demás no deberían meterse ahí).

Transantiago - Metbus - Caio Mondego H / Mercedes Benz (BJFC18) (326)

Esto fue así durante largo tiempo aunque se ha ido flexibilizando hasta un cierto punto. ¿Qué punto es ése? Que se le ha dado preferencia a empresas con mejor cumplimiento de indicadores (principalmente Metbus) para meterse en las vías de otros (particularmente Alsacia y Express, ahora recién con Subus con el fin de la concesión en el recorrido 213e).

¿Qué podemos esperar entonces de esto?

Los expertos dicen que no afecta a los usuarios, pero el escenario actual de poder sí nos afecta. Las propuestas de recorridos hechas por Vule y Metbus tienen más peso que las demás (en términos de que es más factible que se realicen) por lo que las personas que viven en zonas con esos recorridos pueden tener nuevos y mejores recorridos (como el servicio 516 que le toca las narices a Subus y Express en Alameda, pero que es tan bueno para nosotros como usuarios).

Transantiago - Inversiones Alsacia - Busscar Urbanuss / Volvo (ZN6453)

Las personas que tenemos servicios de Alsacia y Express estamos más jodidos, porque es algo más difícil que se las aprueben (y es sentido común, ¿cómo le voy a aprobar un recorrido nuevo a una empresa que no hace funcionar los que tiene?) tanto por el tema de indicadores, como por el hecho de que deben incorporar flota para hacer nuevos recorridos y un asunto no menor, con la injerencia de Metbus y Vule en algunas avenidas, los operadores colombianos verán más apretadas sus finanzas.

Conclusiones

El escenario de poder de las empresas ya no es el mismo que en 2013. El Gobierno al empezar a asignar recorridos o beneficiar a operadores con “buenas notas” en desmedro de los operadores con “malas notas“, está empezando a tocar los bolsillos de las empresas y ya no pueden ser amigos ni tratarse como compadres, ahora son rivales.

Si quieres entretenerte más puedes ir a ver los Planes de Operación, pinchas en Propuestas de Modificaciones y te pones a descargar las Observaciones, verás a las empresas como niños chicos reclamando y argumentando por todos lados que esa calle o ese paradero es suyo jajajaja.

Transantiago - Subus Chile - Marcopolo Gran Viale / Volvo (BJFJ92) (7335)

Por cierto, me parece importante señalar que pese a mi formación como Administrador Público, una empresa no es precisamente buena o mala por el cumplimiento de los indicadores (suena de perogrullo, pero es así). Lo hemos visto en la entrevista con Ronald y lo he evidenciado con otras personas del sistema (conductores, otros trabajadores) que pasa algo obvio: cuando te están midiendo y te pagan por eso, te preocupas por cumplir pero no por el proceso.

En otras palabras, si eres un niño y te pagan por tener notas 7, vas a hacer lo que sea por tener el 7. ¿Va a importar si aprendiste en el proceso y si estudiaste a conciencia? No. Acá tampoco, los buses pueden salir en un mal estado mecánico y pueden ser incluso un peligro para el conductor o los transeúntes, pero lo que importa es cumplir el número de salidas y la regularidad, incluso si eso implica dejar botada a la gente en los paraderos.

No nos pongamos ciegos y creamos que los indicadores / notas dicen todo sobre la calidad del servicio, menos aún si se suprimen indicadores (como el ICA; que mediante encuesta y cliente incógnito veía la calidad de servicio de las empresas).

P.D = Les quedo debiendo la historia del recorrido 516, refleja mucho esto mismo.

Leer todos los posts sobre Transantiago

3 comentarios sobre “La disolución de Actus y el nuevo juego de poder en Transantiago

  • el noviembre 27, 2015 a las 8:36 pm
    Permalink

    Muy bueno entretenido, faltó ver en la tabla las multas, y da para pensar cuando quiebren las empresas, ¿cual operaran los servicios post quiebra?, tambien el gobierno es el sponsor(patrocinador el que paga) de sistema no stakeholder, el resto lo son, muy alcayo

    Respuesta
  • el noviembre 27, 2015 a las 9:08 pm
    Permalink

    bastante bueno, felicitaciones, pero como dicen, falto ver la tabla de infracciones, por otro lado a mi punto de vista tanto express como alsacia tienen las maquinas en peores condiciones de toda la flota, la otra vez vi un articulo donde decian que todas las las empresas debían ser como redbus pero no analizaba que para todas las empresas tienen distinto publico y recorridos, por lo que deben tener planes de operaciones distintos, ahora ante una eventual quiebra, considerando que son 2 empresas grandes, no es facil llegar y hacerse cargo de estas por lo que quisas como lo haran

    Respuesta
  • Pingback:Nuevos buses biportales Transantiago en recorrido 213e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *