Mi viaje a Isla de Pascua (Septiembre 2015)

La sección de Cuadernos de Viaje nace para poder promover Chile (y otros países cuando tenga la oportunidad) a través de mis experiencias de viaje, no solamente en el transporte público que es mi área de mayor interés, sino que también en las distintas ciudades y locaciones, haciendo especial hincapié a actividades donde haya un mayor contacto con la naturaleza o la cultura de las personas, que al final es lo que más me gusta.

El viaje a Isla de Pascua fue realizado en septiembre de 2015 íntegramente con recursos propios. Fue un ahorro de alrededor de 3 años que tuvo sus frutos y hubo harta disciplina de por medio, sobre todo en los últimos meses en que tuve que apretarme el cinturón para poder ir con una buena reserva de dinero. Afortunadamente logré realizar mi meta y disfruté de un viaje maravilloso.

Volcán Rano Kau - Isla de Pascua

Este es un nuevo formato para los cuadernos, mucho más leíble y con el mismo nivel de emocionalidad que el resto de los relatos de Experiencias de Viaje, lo que cambia es el nivel de detalle pues relataré más mis emociones que la logística (esto último a mí me encanta de todas maneras jajaja).

Una de las cosas que ocurre cuando uno viaja solo (en mi caso, generalmente) es que termino tomando 3 roles que normalmente van separados: planificador (la persona que planifica presupuestos y actividades, junto con la logística para realizar esos sueños), el gozador por así decirlo (la persona que disfruta de las actividades) y el comunicador (la persona que recuerda sus emociones y las transmite a otros).

En cuadernos anteriores había tratado de agarrar los 3, pero es difícil conjugar la frialdad de la logística/planificación con la emoción y el goce. Un viajero necesita datos, pero ante todo, motivación.

Cuaderno / Bitácora de Viaje (en construcción)

Día 01 Isla de Pascua: Hostal Tojika / Rano Kau y Orongo / Atardecer
Día 02 Isla de Pascua: El avión / Pueblo de Hanga Roa / Danza Pascuense Te Ra’ai
Día 03 Isla de Pascua: Tortuga en Hanga Piko / Ahu Akivi / Playa Anakena / Te Pito Kura
Día 04 Isla de Pascua: Tour Full: Rano Raraku / Tongariki y más / Tahai
Día 05 Isla de Pascua: Buceo / Compra de artesanías / Fotos nocturnas
Día 06 Isla de Pascua: Jardín Botánico / Cuevas volcánicas / Alerta de tsunami
Día 07 Isla de Pascua: Vuelo LAN842 (no es necesario escribirlo, está abajo).

Experiencias de Viaje en Isla de Pascua

LAN Airlines | Santiago a Isla de Pascua (SCL – IPC) | Boeing 787 Dreamliner (Parte 1)
LAN Airlines | Santiago a Isla de Pascua (SCL – IPC) | Boeing 787 Dreamliner (Parte 2)
LAN Airlines | Santiago a Isla de Pascua (SCL – IPC) | Boeing 787 Dreamliner (Video)
LAN Airlines | Isla de Pascua a Santiago (IPC – SCL) | Boeing 787 Dreamliner (Premium Business)

Especiales de Transporte (Experiencias de Viaje y otros)

La reserva de asientos en LAN y la bendición divina
Los nuevos Boeing 787 Dreamliner de LAN
Fotografiando el avión de LAN en Isla de Pascua (Hanga Piko)
Especial sobre el aeropuerto Mataveri
Especial de transportes en Isla de Pascua

Especiales específicos del viaje (Mayor nivel de detalle)

El génesis del viaje a Isla de Pascua
Sendero Te Ara o Te Ao: Volcán Rano Kau y Orongo
Buceo en Isla de Pascua – Atariki Diving Center
Cuevas volcánicas en Isla de Pascua: Los Plátanos y Dos Ventanas

Especial para planificadores

¿Qué tan caro es? Recomendaciones de presupuesto, mercaderías, teléfonos y datos

Comentarios Finales

Es uno de los viajes más lindos que he hecho en mi vida. Este lugar es muy mágico, tal como lo pueden señalar otros viajeros y es uno de los destinos idílicos para los chilenos, en el continente existe el imaginario de que es una especie de paraíso (especialmente en Santiago).

Mi viaje a Isla de Pascua no sé si marcará un antes o un después, pues me marcan más otras experiencias personales, pero sí es algo que recordaré toda mi vida. Ya desde el primer día en que pude viajar en el avión, hacer un sendero completo para llegar a un volcán extinto y ver uno de los mejores atardeceres de mi vida… ya con ese día todo había valido la pena, todo estaba pagado, ¿el resto? El resto seguiría siendo motivo de sonrisa, pero yo ya estaba feliz jajaja.

Doy las gracias a Dios por todo, por todo, todo, todo, todo, todo… :)